miércoles, 22 de octubre de 2014

jueves, 16 de octubre de 2014

El semental devaluado por agrotóxicos


Jueves 16 de octubre de 2014

Por Graciela Vizcay Gomez

Es secundario si el género masculino se calza boxer o calzoncillos ajustados, beba alcohol o fume, se depile o demuestre virilidad. El monocultivo de transgénicos pulverizados con todo tipo de venenos impacta de tal manera en los hombres que el recuento de esperma disminuye año a año a pasos insospechados.No necesariamente por estar expuestos a los agrotóxicos, sino en forma indirecta, genética y hereditaria.

Los efectos adversos del glifosato sobre la fertilidad masculina no eran un motivo de preocupación, pero cambió abruptamente con los hallazgos en el año 1995 del Dr Ibrahim Yousef Mokhtar, profesor de Fisiología Animal Ambiental y Toxicología Reproductiva, de la Universidad de Alejandría.

El estudio en ratas realizado por Gilles Seralini "An acute exposure to glyphosate-based herbicide alters aromatase levels in testis and sperm nuclear quality" publicado en la revista Environmental Toxicology and Pharmacology, en julio de este año, demostró que el Roundup a base de glifosato altera la función testicular después de 8 días de exposición a una concentración de sólo el 0,5%, similar a los niveles encontrados en el agua después de la pulverización agrícola. La exposición repetida al herbicida a dosis inferiores a las utilizadas en la agricultura puede dañar la reproducción de mamíferos a largo plazo. Hay una disminución de la expresión de ARNm (ácido ribonucleico que contiene la información genética) de los marcadores nucleares en los espermatozoides. Esto es una alarma para los trabajadores, autoridades municipales que permiten que se rocíen rutas, vías de ferrocarril, parques y plazas con este agrotóxico usado incluso para jardinería y en alimentos.

"La espermatogénesis es un proceso cíclico de división celular que se renueva constantemente, y cuyo resultado es la producción de millones de espermatozoides diarios. En el hombre este proceso de maduración o capacitación espermática, requiere aproximadamente de 74 días. Se inicia en la pubertad bajo influencia hormonal, con una serie de divisiones mitóticas de la espermatogonia primitiva; posteriormente, se producen divisiones meióticas en la generación subsecuente de espermatocitos para reducir el número diploide de cromosomas al número haploide y, por último, la transformación del espermatocito en el espermatozoide maduro, lo cual incluye adquisición de motilidad progresiva y la capacidad de fertilizar".Dentro de los productos químicos considerados espermatotóxicos, se encuentran los plaguicidas dice el Manual de Urología General de Smith.

Por su parte el Dr Juan Álvarez, director del Centro de Infertilidad Masculina Androgen de La Coruña y profesor de Biología Reproductiva de la Universidad de Harvard declaró en una entrevista que "Los testículos son extremadamente sensibles a algunos factores, sobre todo, a los tóxicos medioambientales. De hecho, se consideran la causa más importante del aumento de la infertilidad masculina en los últimos 20 años"

En agosto de 2013 los estudios epidemiológicos realizados en México por la Dra Betzabet Quintanilla Vega del Laboratorio de Toxicología Reproductiva y Epigenética y del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), con un historial fantástico de trabajos sobre los efectos de los agrotóxicos en humanos, demostró que la
exposición a contaminantes como el plomo, plaguicidas e hidrocarburos son factores de riesgo para los varones en edad reproductiva, ya que disminuyen la calidad de semen, provocan problemas de erección y de vasculatura, entre otros efectos . El trabajo " Organophosphorous pesticides research in Mexico: epidemiological and experimental approaches.Toxicolology Mechanisms and Methods"dan cuenta que "Los daños incluso son de tipo genético y hereditario, por lo que los hijos o nietos de individuos expuestos a contaminantes pueden presentar efectos adversos, como tumores en el cerebro, problemas reproductivos o alteraciones cromosómicas como el Síndrome de Turner o Klinefelter. También se ha relacionado con un bajo coeficiente intelectual en niños.Esto sucede porque las células germinales dañadas llegan a fertilizar al óvulo, pero puede llevar un daño genético a la descendencia." Este último trabajo se realizó en Coahuila y Yucatán donde se constató que los agricultores presentaban baja calidad de semen en las épocas de mayor aplicación de plaguicidas, aunque este efecto se revierte, pues la calidad de semen se renueva cada 74 días, en el ciclo espermatogénico del humano.

En nuestro país en el año 2008 la advertencia llegó desde el equipo médico encabezado por el Andrólogo argentino Dr Alejandro Oliva en la investigación ¿Existen relaciones entre los factores ambientales rurales y la salud reproductiva en la Pampa Húmeda Argentina? (publicado en Cuadernos de Salud Pública, vol.24 n.4 Rio de Janeiro Apr. 2008) el médico manifestó que "cuando los pesticidas se absorben se transforman en hormonas femeninas, se rompe el balance de estrógeno-andrógeno y se produce esta disminución en la calidad seminal” y agregó que el efecto de estos tóxicos puede darse por dos mecanismos: que el individuo haya estado en contacto directo con la sustancia o bien que los padres los hayan absorbido y lo hayan transmitido a través de sus espermatozoides y óvulos a los hijos o que la madre embarazada haya tomado contacto con ellos”.

La investigación venezolana "Perfil seminal en trabajadores expuestos a plaguicidas inhibidores de la colinesterasa" de científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia y del Instituto de Medicina del Trabajo e Higiene Industria realizado en el año 2003 concluye que la exposición de trabajadores a plaguicidas inhibidores de la colinesterasa, produce una disminución en la concentración espermática, así como en el porcentaje de motilidad y vitalidad de los espermatozoides, demostrándose así la relación entre exposición laboral a estos plaguicidas y disminución en la calidad del semen.

Científicos de Egipto y Noruega demostraron en 1995 que el glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto tiene efectos negativos sobre la fertilidad de conejos blancos de sexo masculino (Yousef et al.) "Toxic effects of carbofuran and glyphosate on semen characteristics in rabbits" se realizó con conejos machos adultos para evaluar los efectos tóxicos del Carbofuran (carbamato) y Glifosato (organofosforado), sobre las características del semen.El resultado fue una disminución del volumen eyaculado y un incremento en los espermatozoides anormales, que pudo ser debido a los efectos citotóxicos directos de estos pesticidas sobre la espermatogénesis y / o indirectamente a través del eje hipotálamo-hipófisis-testículo que controlan la eficiencia reproductiva.

Los siete parámetros observados de la calidad del semen fueron influenciados negativamente por el glifosato. Cuatro de estos parámetros no volvieron a los niveles del grupo de control durante el período de recuperación de seis semanas: 1) el volúmen de semen, 2) la concentración de espermatozoides 3) el porcentaje de espermatozoides anormales 4) la prueba de azul de metileno que es un criterio de medición de la calidad del semen y la actividad de los espermatozoides.Aún más, al año siguiente demostraron que el uso de esperma de conejo es un sistema de prueba más sensible que el esperma humano.

La densidad promedio de espermatozoides en varones sanos en edad reproductiva es de 80.7 mill/ml (n=60) según el Baylor College of Medicine, de Texas, Centro de Medicina Reproductiva y el Departamento de Urología.
La OMS considera que existe infertilidad masculina cuando la concentración de espermatozoides en el semen es inferior a 20 millones por mililitro cúbico, cuando menos del 50% de espermatozoides no tienen movilidad progresiva o cuando el porcentaje de espermatozoides con morfología normal es inferior al 15%.

Pese a los hallazgos del Dr Yousef, un año después, Felipe Solá sin ninguna resistencia de la Conabia, firmó la Resolución 167 en abril de 1996 , autorizando la introducción de la soja transgénica resistente al glifosato al país. Hasta la fecha, los defensores del prototipo semilla-veneno impuesto siguen repitiendo que "No existen estudios que demuestren los efectos en humanos"; mirando siempre el bolsillo, pero no lo devaluado que les cuelga entre las piernas.

Fuente: Ecos de Romang

miércoles, 15 de octubre de 2014

16 de octubre "Día mundial de la alimentación"


Miércoles 15 de octubre de 2014

Por Dra Graciela Vizcay Gomez
La Asamblea General de las Naciones Unidas ha proclamado el 2014 “Año Internacional de la Agricultura Familiar”. Pero, como paradoja, este año el Premio Mundial de la Alimentación se lo llevó el Científico indo-mexicano Sanjaya Rajaram Devi por desarrollar 480 variedades de trigo que aumentaron su producción en 200 millones de toneladas anuales.

Hace 45 años que vive en México, ya olvidó la imagen de los niños que acompaña esta nota, a los que no alimenta siendo un gran defensor de los transgénicos. El año pasado este premio se lo llevó el mayor genocida de la historia: Monsanto, así que nada puede sorprendernos, ni un Premio Nobel de la Paz declarando la guerra a  Siria.

-"Hay organizaciones que están en contra de los transgénicos, pero ellos no entienden que un grano modificado genéticamente ayudará a terminar con la pobreza alimentaria, "los transgénicos no están en contra del ambiente, son biotecnología promisoria"dijo al diario El Heraldo de Chihuahua, y remató con el latiguillo de que hay que alimentar al mundo o matar gente , que es lo mismo que afirmar que -"Los problemas del futuro no se pueden resolver si no aplicamos la ciencia, la tecnología y el conocimiento. La única forma de que los cultivos resistan es modificarlos porque en un futuro el clima cambiará. No olvidemos que ya estamos consumiendo productos biotecnológicos y nadie ha visto gente cayendo muerta en la calle".

En fin, mientras la FAO habla de agricultura familiar, los premios van para la comida frankenstein.-

domingo, 12 de octubre de 2014

12 de octubre América no fué descubierta


Domingo 12 de octubre de 2014

-“Quizá el más certero símbolo de la época sea la bomba de neutrones, que respeta las cosas y achicharra a los seres vivos.” Eduardo Galeano

sábado, 11 de octubre de 2014

Agronegocio, el holocausto guaraní


Sábado 11 de octubre de 2014

“El hombre muere en todos aquellos que mantienen silencio ante la tiranía.”
Wole Soyinka

A escasos dos meses de la tragedia de las hermanitas Adela y Adelaida Alvarez en Huber Duré seguida de una mortandad de animales intoxicados, los venenos de los sojeros se cobraron una nueva vida. Darío Cabral de solo 20 años, falleció el jueves 9 de octubre en el Hospital de Clínicas, donde permanecía internado a causa de una"cirrosis hepática", que derivó finalmente en cáncer.

La vivienda de Darío Cabral está rodeada de sojales, en el distrito de Lima, departamento de San Pedro, en Paraguay y el pozo de abastecimiento de agua también lo está. Allí se realizan constantes fumigaciones con agrotóxicos, según cuenta su madre: "muchas viviendas e incluso escuelas se encuentran en las mismas condiciones" ."Cuando mi hijo Darío tenía 11 años su foto fué publicada incluso a nivel internacional por la enfermedad de su piel y varias organizaciones sociales como la Coodinadora de Derechos Humanos (Codehupy) entre otras, llegaron hasta la comunidad, pero hasta ahora estamos en las mismas condiciones y no hicieron NADA." agregó.

El hígado ayuda a limpiar la sangre y deshacerse de los venenos. Debido a que los pesticidas son venenos muy fuertes, el hígado a veces no puede deshacerse de ellos. La exposición a los productos químicos en los pesticidas y metales pesados a través de verduras, frutas y alimentos también puede dañar el hígado.Estas toxinas se almacenan en el hígado durante toda la vida para causar daño hepático. Cientos de estudios internacionales dan cuenta de los efectos de los agrotóxicos evidenciando la elevación de transaminasas, ictericia, colostasis, y alteraciones de la coagulación

El daño hepático puede ocurrir después de una intoxicación grave o después de trabajar con plaguicidas durante muchos meses o años y las personas expuestas a los pesticidas tienen mayor probabilidad de contraer cáncer que otras personas. El cáncer de hígado es común en personas con cirrosis y tiene una alta tasa de mortalidad. Los tratamientos actuales son limitados y sólo tendrán éxito si el médico detecta el cáncer a tiempo, antes de que el tumor sea demasiado grande. Por esta razón, los galenos deben examinar a las personas con cirrosis en busca de signos de cáncer de hígado cada 6 a 12 meses, mediante análisis de sangre y ecografías. Estos datos corresponden a un estudio publicado en el año 2009 “Liver Cirrhosis” de los especialistas en gastroenterología y hepatología Dr William Sanchez y Dr Talwalkar Jayant del Mayo Medical School, Rochester USA y el estudio de los rusos Bezuglyi, Kaskevich y Komarova, que ya en el año 1976 lo asociaban con los agrotóxicos en su investigación “Liver cirrhosis as a result of prolonged effect of pesticides”.(La cirrosis hepática como resultado de efecto prolongado de los plaguicidas).

Seguramente disfrazarán la causa de la muerte del joven diciendo que asociarlo con su habitat fumigado “no es concluyente” tal como afirmó de las cardiopatías en niños la médica Milagros Vargas Peña, de ese mismo hospital, en el Simposio de Transgénicos y Agrotóxicos realizado el 25 y 26 de septiembre pasado en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA. Siempre les falta un "detalle"para no asumir una verdad que ya no puede ocultarse, y lo maquillan de "mesura"

Los estudiantes de medicina descubrieron algo en Huber Duré, que no pudieron mostrarlo en el Simposio y todos sabemos que se encontraron restos de carbamatos allí, pero está prohibido hablar en voz alta sobre el tema.La frustración de los jóvenes parece no ser importante, hay que mantener el status cuo y soslayar al decano, o no habrá más Simposios esterilizados.

El joven Cabral no bebía, ni era obeso, pero tenía cirrosis, con la piel escaldada desde niño, fué diagnosticado primero como “porfiria”, pasó su corta vida bajo fumigaciones, consumiendo alimentos y agua contaminada.

Quien estuvo presente en la guardia del hospital cuando llegó Darío Cabral manifestó indignado -“Llamamos a que las autoridades estatales tomen un céntimo de conciencia de esta realidad infra-humana en la que viven miles de campesinos y pueblos originarios. Este modelo de producción es totalmente criminal, ecocida y genocida. Los envenenamientos y muertes -a causa de los venenos del agro- seguirán impunes mientras existan "falsos/as" representantes del pueblo, es decir, mientras existan fiscales, jueces, personal policial y otras instituciones pertinentes que estén resguardando "intereses particulares" antes que actuar y proteger la vida humana y el medio ambiente. Darío, en tu nombre, en el nombre de Silvino Talavera y de tantos niños, niñas, adolescentes víctimas de este modelo agro-productivo seguiremos en pie resistiendo, denunciando y luchando contra estos criminales que utilizan armas químicas contra la población paraguaya.” esas fueron las palabras  Hugo Céspedes, de la Coordinadora de Víctimas de Agrotóxicos, del Barrio Los Naranjos de Ñemby.

Céspedes es quien también se llevó todos los aplausos en su intervención en el Simposio. Cansado de levantar la mano para participar, se acercó a la mesa de oradores y tomó el micrófono. Esé viernes 26 de septiembre, en esa intervención, denunció ante todos que el hoy fallecido Darío Cabral estaba internado en ese Hospital de Clínicas e invitó a los disertantes y médicos a que lo visiten para ver in situ los daños en humanos que producen los agrotóxicos.

Sus palabras fueron publicadas por la Asociación Argentina de Periodistas Ambientales en la nota de amplia difusión “El glifosato dijo ausente” realizada en Asunción para ese medio: - “...Otra intervención que se llevó los aplausos fue la de Hugo Céspedes, docente del Barrio Los Naranjos.“Sencillito, -dijo-no se puede hablar de OGM, no se puede hablar de plaguicidas sin hablar de los efectos al ser humano. Yo soy víctima de los agrotóxicos aquí a 10 km de la capital en Ñemby. Por su parte la doctora Stella Benitez Leites presento aquí un estudio con los niños afectados por vivir al lado de la empresa Chemtec y entre esos niños está mi hija”. “Hace una hora-reprochó- que estoy levantando la mano para hablar y manifestar enfrente de Uds. que hay muchas personas que pueden demostrar los efectos en la salud humana. Yo soy un afectado, mis hijas, mi gente, mi barrio son víctimas de estos venenos y de este modelo productivo, un modelo criminal que amparan y promociona de la manera que actúan. Así como me consta que la DEA promociona la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato y otros venenos en la zonas rurales, y me consta porque fui funcionario del Senave. Me consta porque he escuchado las quejas de la gente afectada. Mi única pregunta a los expositores es si estos OGM pueden denominarse alimentos, si son semillas estos “eventos”, que “eventualmente te pueden matar”, “eventualmente producen daños”, “eventualmente afectan a la salud”. Ahora si quieren ver los efectos de los venenos aquí mismo en el Hospital de Clínicas de la UNA está internado un joven de 20 años, llamado Darío Cabral, proveniente de Lima, San Pedro, afectado por los químicos, el pozo de agua en esa zona está en el medio de sojales. Tiene daños hepáticos, síndrome de piel escaldada.” denunció. Y concluyó: “Por favor médicos y científicos, sean sinceros y no vengan aquí para figurar en un cartón, sean comprometidos con la salud humana."
Nadie contestó su pregunta. Conocida también como enfermedad de Ritter, la piel escaldada es rara en los adultos, pero puede afectar a personas con insuficiencia renal e inmunodeficiencia y estas pueden ser provocadas por los agrotóxicos.

Era demasiado tarde para Daniel Cabral, inmolado por un Estado ausente, la connivencia y la corrupción enquistada en organismos y colectivos ambientalistas (solo para las fotos), sumados a la cobardía y la complicidad de los profesionales de la salud, que junto a la prensa funcional, parecen avalar sin rechistar al caporal de turno de los sojeros: Horacio Cartés

Fuente: Asociación Argentina de Periodistas Ambientales (AAPA)-Medio&medio

lunes, 6 de octubre de 2014

El Dr Filártiga y Dra Vizcay Gomez en Radio ZP28

Lunes 6 de octubre de 2014



Breve resúmen del programa Ñanderekoha, que se transmite en idioma guaraní los sábados de 12 a 14 hs por Radio ZP28 de Caacupé, departamento Cordillera, Paraguay.
Conducido por Aurora Montiel, integrante del Grupo musical  Los Corales,  con la presencia del sacerdote Francisco Atilano Vera, el Dr Joel Filártiga y desde Argentina la Dra Graciela Vizcay Gomez. Grabado en vivo el 27 de septiembre de 2014.

Dr Filártiga:"Las plantaciones de soja son peor que la lepra, la lepra mata a algunas personas, algunas sufren toda la vida. Es peor que la lepra, nos descompone la piel, nos saca la vida, nos saca la esperanza, nos sacan los bosques, nos sacan las aguas"

Dra Vizcay Gomez:"El veneno mata-todo, a lo que se refiere el Dr Filártiga es el famoso herbicida Roundup a base de glifosato. Si está probado que es genotóxico y teratogénico , porqué no se prohibe".

"Pedimos al menos una distancia de 1000 metros en las fumigaciones terrestres, aunque no estamos protegidos a ninguna distancia"

"Uds comen muchas comidas típicas a base de maíz, como en chipá o el bori-bori, hay que distinguir si ese maísz es transgénico u orgánico, estamos comiendo venenos"

Dr Filártiga:"El Ministerio de Salud dice que no tiene dinero, las rutas son un desastre, quien paga los impuestos y el IVA son los pequeños productores, los que venden comida, la gente pobre, los ricos no pagan impuestos. No llega al 3% lo que pagan sojeros y ganaderos, a diferencia de Argentina con las retenciones. No son empresarios son empresaurios, que no devuelven nada a la sociedad"

"Nuestra prensa engaña y engaña, parece que cuando más grande la mentira la gente cree más, el paraguayo está enamorado de la mentira. Yo tuve siete casos de malformaciones que atendí y ninguno dejaron que lo haga público, la única vez que una periodista publicó la echaron"

Dra Vizcay Gomez:" Los alumnos en el Simposio sobre transgénicos y fumigaciones de la UNA no pudieron mostrar sus trabajos y yo fuí censurada"

Dr Filártiga:"Me duele que no hayan podido mostrar el esfuerzo de tantos jóvenes llenos de esperanzas y que tenía mucho valor"

Aurora:"Tiene mucho valor además del sacrificio que hicieron para llegar allá a Huber Duré"

Dra Vizcay Gomez:"Las ongs yo las llamo las "botineras del medioambiente" y esa gente estuvo en el Simposio vendiendo libros.Es una verguenza que hayan usado a la universidad para lucrar cuando el Simposio era científico y no de ideología. Tenía que haber controversia y no la hubo"

Dr Filártiga:"Hubo mucho de positivo y mucho de improvisación, porque siempre se pueden hacer mejor las cosas"

Aurora: "Justamente cuando uno quiere hacer bien las cosas te dejan de lado.La asociación Ñanderekoha hace este programa y nosotros no tenemos auspiciantes, nos dan este espacio en la radio gratis"

Dra Vizcay Gomez:"Se de tu lucha Aurora y me consta porque tengo todo el material de Los Corales, un material riquísimo sobre medio ambiente para que una buena ong pudiera usar esas letras para hacer algo bueno.Pero solo se reúnen hasta conseguir un puesto, tal es el caso de Greenpeace en Argentina y Paren de Fumigar entre otras".

Dr Filártiga:"Son como las vacunas (las ongs) le ponen un poquito de lucha para la ecología cuando en realidad es para que no se luche. Todo es mentira ,siempre hay mentiras detrás."

Aurora:"Es preocupante porque a todos nos va a afectar esto. ¿Qué estamos pensando? ¿o sea que no estamos pensando por nuestros hijos por nuestros nietos? Lo que les espera, las lluvias, tormentas,sequías etc"

Dra Vizcay Gomez:"Decir que la dosis hace al veneno es un grave error, de eso se prenden las multinacionales para legalizar la ingesta diaria de veneno, diciendo que es una dosis permitida, ninguna dosis es permitida"

Aurora: "Vamos a enseñarle urgente el idioma guaraní a la Dra Vizcay Gomez"
"¿Que necesitamos para que regrese pronto? La gente clama mucho"

Dr Filártiga:"Estoy por comprar su pase"

Aurora:¿y qué se necesita?

Dr Filártiga:-"Plata ,mucha plata" (risas....)

Dra Vizcay Gomez:"Como despedida de tu audiencia, quiero que me recuerden hasta mi regreso, mirando la Pachamama que está siendo atacada, porque sin estar en guerra somos bombardeados con venenos. Sentada en un verde ubirapitá, como decían los versos de Guido Spano y recitando:
-Llora,llora urutaú
en las ramas del yatay
ya no existe el Paraguay
donde nací como tú.
Llora llora urutaú...Gracias Aurora."

Fuente: Ecos de Romang-Bs As-Argentina

lunes, 29 de septiembre de 2014

PARAGUAY: EL GLIFOSATO DIJO AUSENTE


Lunes 29 de septiembre


Por Dra Graciela Vizcay Gómez
El Simposio sobre agrotóxicos y transgénicos realizado en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) el 25 y 26 de septiembre, dejó más incertidumbre que convicción. El catedrático de Semiología Médica, José Luis Insfrán lamentó que los científicos paraguayos especializados en transgénicos que habían sido invitados rechazaran participar como ponentes. Aún peor, los que estaban en el programa no concurrieron pese a haber dado su asentimiento.

Por tanto no hubo controversia ni ideas contrapuestas, pese a ello, tal vez, y aún con errores, sea un puntapié, un inicio en la búsqueda de un acercamiento entre productores, organismos de contralor y el sector salud. Cada sector debe reconocer su rol y responsabilidades y dejar expuesto la trama de la connivencia, que pretende negar la existencia de los cientos de afectados y muertos por los agrotóxicos en Paraguay.

Insfrán, es uno de los precursores más importantes de ese despertar en los alumnos el deseo de investigar el porqué de ciertas patologías, provenientes de las zonas de cultivos de soja, y junto al doctor Joel Holden Filártiga, el primero en denunciar los 37 casos de envenenamientos con folidol de campesinos que atendió en su clínica, hace décadas atrás. Una extensa compilación puede leerse en su libro “Guerra Bioalimentaria-Guerra Biotecnológica. Proyectil soja”
En la apertura del simposio Filártiga rindió homenaje al doctor Andrés Carrasco y pidió un minuto de silencio a los presentes. Carrasco fue “prácticamente un mártir de la investigación de ese gran asesino de la humanidad que es el herbicida glifosato” dijo emocionado. “Tuve el gusto de conocerlo en sus dos visitas al país. Sorpresivamente nos enteramos de su muerte y no es la primera vez que científicos mueren sorpresivamente, también está el caso de nuestro querido Tomás Palau” refiriéndose al sociólogo paraguayo, de los pocos que se identificó con las necesidades del campesinado.

Lo de Carrasco no fue una lucha gratuita, fue una reacción desesperada que lo llevó a advertir al país y al mundo que el herbicida más usado en la agricultura tenía efectos nocivos sobre los vertebrados”, agregó, recordando el método de estudio y las últimas frases del científico argentino, para concluir leyendo unas letras que escribí para esa ocasión, por su expreso pedido, semanas antes de viajar para acompañarlo en el simposio.

El error grueso de parte de los expositores vino de la mano del doctor Miguel Zacarías, jefe de la cátedra de toxicología y farmacología. Se refirió a la mala educación que existe en los campesinos, respecto al uso de los agrotóxicos, pero se olvidó de los grosos errores en las grandes plantaciones sojeras. “La dosis hace al veneno”, dijo, parafraseando a Paracelso, frase errónea y obsoleta. Inspirándose en ese principio, las agencias de reglamentación impusieron la “ingesta diaria admisible” (IDA), dosis de veneno que según ellas podemos ingerir sin enfermarnos. Como toxicólogo, ese error es imperdonable, máxime con el cargo que ocupa y frente a los alumnos.

Pero no fue el único. La doctora Milagros Vargas Peña mostró casos de cardiopatías congénitas de un monitoreo durante un año en cardiología infantil del Hospital de Clínicas, y concluyó que “no existen suficientes elementos para asociarlas con las fumigaciones”. Una vez más pude observar la falta de compromiso suficiente ante las trabas orgánicas que existen en la UNA respecto a este tema. No se entiende como esta profesional, no investigó la amplia bibliografía sobre el tema que existe desde 1999 o más, donde ya se hablaba de esa relación comprobada. Tal es el caso del trabajo del doctor Christopher A. Loffredo:“Association of Transposition of the Great Arteries in Infants with Maternal Exposures to Herbicides and Rodenticides” del Departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva de la Universidad de Maryland, avalado por otro especialista en cardiopatías, la investigadora y profesora emérita de esa casa de estudios, la doctora Charlotte Ferencz y por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.

Tampoco pudimos ver los trabajos de investigación de los alumnos que debían presentar en el simposio. No tuvieron lugar en su propia casa, donde los pseudoambientalistas se movieron como pez en el agua, y la ciencia infusa opacó al conocimiento.

El segundo día del simposio pidió la palabra el sacerdote jesuita Guillermo “Lalo” Lebron, biólogo especializado en agroecología, que citó a un ingeniero agrónomo argentino Edgardo Annone, quien según sus palabras, manifestó que: “en Argentina se sabe cuántos miles de muertos hubo en la guerra sucia, pero nadie va a saber nunca cuántos muertos hemos provocado nosotros, los ingenieros agrónomos con estos métodos equivocados de producir” y agregó que no se enseña a los alumnos de agrarias, quienes tienen la materia agroecología como optativa y que se puede producir sin contaminar.

Otra intervención que se llevó los aplausos fue la de Hugo Céspedes, docente del Barrio Los Naranjos.“Sencillito, -dijo-no se puede hablar de OGM, no se puede hablar de plaguicidas sin hablar de los efectos al ser humano. Yo soy víctima de los agrotóxicos aquí a 10 km de la capital en Ñemby. Por su parte la doctora Stella Benitez Leites presento aquí un estudio con los niños afectados por vivir al lado de la empresa Chemtec y entre esos niños está mi hija”. “Hace una hora-reprochó- que estoy levantando la mano para hablar y manifestar enfrente de Uds. que hay muchas personas que pueden demostrar los efectos en la salud humana. Yo soy un afectado, mis hijas, mi gente mi barrio son víctimas de estos venenos y de este modelo productivo, un modelo criminal que amparan y promociona de la manera que actúan. Así como me consta que la DEAG promociona la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato y otros venenos en la zonas rurales, y me consta porque fui funcionario del Senave. Me consta porque he escuchado las quejas de la gente afectada. Mi única pregunta a los expositores es si estos OGM pueden denominarse alimentos, si son semillas estos “eventos”, que “eventualmente te pueden matar”, “eventualmente producen daños”, “eventualmente afectan a la salud”. Ahora si quieren ver los efectos de los venenos aquí mismo en el Hospital de Clínicas de la UNA está internado un joven de 20 años, llamado Darío Cabral, proveniente de Lima, San Pedro, afectado por los químicos, el pozo de agua en esa zona está en el medio de sojales. Tiene daños hepáticos, síndrome de piel escaldada.” denunció. Y concluyó: “Por favor médicos y científicos, sean sinceros y no vengan aquí para figurar en un cartón, sean comprometidos con la salud humana." Nadie contestó su pregunta. Conocida también como enfermedad de Ritter, es rara en los adultos, pero puede afectar a personas con insuficiencia renal e inmunodeficiencia y estas pueden ser provocadas por los agrotóxicos.

El doctor John Fagan, el expositor de lujo en la jornada, científico de la Universidad de Cornell, pidió la palabra y dijo sentir “frustración por todo lo que expusimos hoy aquí, y quiero decirles a los estudiantes de tecnología que comprendo su frustración. Hace 20 años yo estaba sentado en su lugar y estaba emocionado en un seminario, porque veía un gran potencial que esta tecnología ofrecía, pero después de muchos años comprendí las consecuencias y los efectos inesperados que produce”.
El bochorno del evento sin dudas fue la venia de los organizadores, que dieron lugar a ongs oportunistas, cuya presencia se notó mucho más el día viernes, manejando micrófonos y asintiendo quienes del público podían intervenir y quiénes no. Se pudo ver a integrantes de Alter Vida, Serpaj y otras conocidas pseudoactivistas. El colmo de la desvergüenza se ubicó en la puerta del Aula Magna, donde se desarrollaba la charla; una mesa con materiales y libros que Base Is vendía al cándido público, la misma conducta de la noche anterior en otra reunión organizada en la Universidad Católica, con el auspicio del Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Ciencias Humanas, donde aprovechando la ganga y con su puesto ambulante, llevaron a los expositores haciéndolos disertar “dos por uno”.

El apoyo internacional de Diakonia al encuentro, cuyo objeto son los sectores más vulnerables, fue malogrado ya que lo que menos había en el simposio eran víctimas, campesinos ni miembros de comunidades indígenas. El viernes sin ruborizarse, se bajó el telón del teatro. La obra terminó siendo una presentación de marionetas, donde sobraron títeres, pero faltó acrobacia, y sobre todo equilibrio.-

Fuente: Asociación Argentina de Periodistas Ambientales

miércoles, 24 de septiembre de 2014

"Simposio es un circo que no aportará nada y donde se escuchará lo que el sector sojero quiere oír"

Miércoles 24 de septiembre de 2014

(foto:La Dra Vizcay Gómez junto al Dr Joel Filártiga y los alumnos de Medicina de la UNA.)

La reconocida profesional argentina (que lleva en Paraguay el caso de los vecinos de Ñemby intoxicados por la fábrica Chemtec) cuestionó seriamente el simposio “Controversia científica: Transgénicos, plaguicidas y salud humana” que se desarrollará a partir de este jueves en la Facultad de Medicina de Asunción. Explicó que las instituciones que organizan el encuentro reciben financiamiento de las empresas que envenenan y que el evento tiene por objetivo tratar de convencer a la opinión pública de que los agrotóxicos no matan y que la solución pasa simplemente por aplicarlos de la manera correcta.

-¿Qué opinión tiene sobre el simposio que se desarrollará en Paraguay durante los próximos días?

Todo encuentro que tenga como finalidad el consenso es bien recibido, pero no puede haber consenso cuando se censura a una persona queriendo amordazar su voz. Eso solo significa que esa voz dice algo que no debe escucharse ni publicarse. Por cuanto la opinión que me merece el simposio es que solo es un circo, que no aporta en nada al debate y donde se escuchará lo que un sector quiere oír, y ese es el sector productivista que quiere escuchar que “los venenos que se aplican a la soja no hacen daño a la salud, y que el mal uso es el problema y no el producto en sí, porque no hay estudios que prueben lo contrario”.

-Tenemos entendido que fue invitada y “des-invitada” del mismo. Cuéntenos si es así y cuáles fueron los motivos por los que se habría tomado esa decisión.

Es así, estuve en Asunción en la última semana de abril y los primeros días de mayo pasado dando una charla en Ñemby frente a educadores, reuniéndome con afectados de la fábrica Chemtec y allí recibimos amedrentamientos. Visité varios medios junto a Petrona Villasboas, madre de Silvino Talavera y di una charla en la Facultad de Medicina frente a alumnos de la Facultad de Medicina de la UNA. Los alumnos me pidieron material para realizar un trabajo que supuestamente presentarían en el simposio y por eso yo estaría disertando para ver el resultado de ese trabajo invitada ese mismo día junto al Dr Joel Filártiga. Pero cuando comenzaron a organizar el evento mi invitación no llegó, al consultar me dijeron que “habían puesto como condición el sector sojero que si yo disertaba ellos no asistirían”. Dada la gran difusión que mis artículos escritos sobre la mortandad de animales y de dos niñas a causa de las fumigaciones en Huber Duré, yo resulto “peligrosa”. Las notas recorrieron en mundo y fueron traducidas y repicaron en España, Italia, USA y Reino Unido. Así mismo la difusión del caso Chemtec, con video incluido mostrando las aristas mafiosas que en Paraguay no se publicaron recorrieron los medios y organismos internacionales, eso molestó mucho, llamar las cosas por su nombre, molesta mucho.

-¿Qué piensa de los disertantes?


Siento un gran respeto por el Dr Joel Filártiga y por el Dr John Fagan, bioquímico y biólogo molecular y celular de la Universidad Cornell y será un placer escuchar su exposición. Una de las convocadas que no estará presente es la Dra. Lis Kreitmayer, Directora del Centro Nacional de Toxicología (CENTox) y del IPS. Esta doctora cuando algún afectado por agrotóxicos del barrio Los Naranjos de Ñemby se realizaba análisis de colinesterasa en sangre, les decía que "no había reactivos". En el IPS ocurrió lo mismo, porque Chemtec "aporta" a IPS por sus operarios. Tal vez no asiste para no responder a la pregunta cuántos casos registrados de afectados por agrotóxicos existen en el IPS, donde se recibe pacientes de todo el país y cuántos casos concretos se registran en CENTox., anualmente. En cambio si estará presente el Dr Carlos Castillo Solarzano representante de la OMS/OPS en Paraguay, que debe ser "cieguito" si no informó con nombres y apellidos el genocidio que sucede en los sojales y el exterminio de los pueblos originarios, fumigados a mansalva. No he leído un informe de este señor denunciando la realidad del pueblo paraguayo, qué medidas se tomaron y cuál es su función además de cobrar y calentar una silla.

Me parece que hablar de “científicos” disertantes cuando un simple médico del montón como Verzeñassi, que nada ha hecho en favor de los afectados en la Argentina y que junto a su padre, también médico, con una Ong de pantalla, fueron denunciados por la Asociación Argentina de Periodistas Ambientales por los malos manejos y favores políticos en los encuentros que realiza usando a la Universidad Nacional de Rosario para catapultarse. Hasta el día de hoy no contestaron el pedido de Información Pública del último evento al que asistió Stela Benitez Leites, y que por esa razón que ella debía devolverle una invitación. Esa denuncia hoy está en manos de la Auditoría General de la Nación (ver aquí la denuncia:http://www.novasantafe.com/nota.asp?n=2013_6_11&id=31975)

-¿Qué pensaría Carrasco de este simposio en que (entre otras cosas) se lo homenajea?

Andrés estará sonriendo en alguna parte, se divertía pero era categórico cuando comentábamos sobre colegas o disertantes, ya que compartimos muchos eventos. Tenía una generosidad sin límites, siempre estaba dispuesto a acudir a tanto evento se lo invitara. Pese a que era una celebridad viajaba con nosotros en auto, combis o autobús como el común de la gente, sin pretensiones. En cambio hay algunos que se creen estrellas y que, si no viajan en avión, no disertan. Duele mucho su ausencia, duele mucho el manoseo al que es expuesta continuamente su figura. El hubiera querido (al igual que nosotros, sus amigos) que lo recordáramos con una sonrisa, en cualquier evento, en este u otro pero con respeto por su trabajo, con fundamentos, es un tema muy delicado para tratarlo con liviandad y eso es lo que hacen los defensores de este modelo. Tienen tanta inconsistencia que al igual que muchas ongs, son improvisadas, yo las llamo las “rameras del medio ambiente”. Esta lucha no tiene nombre, la lucha es de todos, la semilla somos todos, que brote depende de la credibilidad que cada uno genera con hechos y no con fotos y charlas estériles. Argentina no estará representada en el evento, el Dr Horacio Lucero, o el Dr Roberto Lescano, por nombrar alguno del grupo de amigos que compartíamos, deberían estar en ese Simposio.

-¿Cree que contribuirá en algo este evento?

Para los afectados no contribuye en nada, si para los que manejan los hilos del agronegocio. La FACEN de la UNA está manejada también por empresarios sojeros. Hay un descreimiento sobre los que van a estar disertando en el Simposio, por ejemplo, los representantes de la Facultad de Ciencias Agrarias, la cual tiene convenio con Monsanto para sus trabajos de "Biotecnología". Hablar de “Controversia científica y espacio de diálogo académico entre dos grupos con posturas enfrentadas” solo pretende crear expectativas que no van a concretarse. Los afectados de Chemtec opinan al igual que yo, que el evento será un simple "teatro". Si no está permitido llamar a las cosas por su nombre: Agrotóxico-veneno-tóxico, dudo mucho que haya controversia y mucho menos un mea culpa respecto a los afectados y muertos de este modelo nazi y genocida. Una gran pena.

Fuente: NOVA PARAGUAY